Uno de los errores más comunes de las personas que intentan bajar de peso, es saltarse las comidas, específicamente el desayuno y la cena ignorando lo peligroso y