Dieta para mayores de 50 años

Después de los 50 años, la vida de las personas por lo general suele cambiar, en este punto es importante conocer que tanto la sexualidad, como el temperamento y el organismo en sí pueden sufrir modificaciones naturales, una vez se haya llegado a esta edad, motivo por el que es de gran relevancia obtener nuevos hábitos físicos y alimenticios que mantengan el estado óptimo del cuerpo, evitando así afecciones comunes en esta edad como la presión arterial elevada, diabetes, osteoporosis y problemas cardiovasculares.

Con la implementación de una dieta para mayores de 50 años en conjunto con una rutina de ejercicios, se puede garantizar una calidad de vida saludable y en las condiciones necesarias para disfrutar de una buena salud.

Dieta para mayores de 50 años

¿Qué alimentos se deben ingerir y en qué proporción?

Si eres una persona que presenta alguna patología base, antes de llegar a los 50, debes establecer un tipo de dieta, acorde a tu problema y que genere beneficios nutriciones acorde a tu edad, en caso contrario una dieta sencilla, pero equilibrada establecerá parámetros saludables en tu organismo garantizando así un buen estado de salud.

Lo primero ante todo es contar con la opinión de un nutriólogo o especialista en el área, ya que el metabolismo de las personas varía de acuerdo al estado de salud base que haya tenido a lo largo de su vida, pero en términos generales y estándares, una dieta para mayores de 50 años, debe estar distribuida de la siguiente manera; baja concentración de carbohidratos (35%), alto consumo proteico (35%) y un aporte de grasas insaturadas (30%), estos porcentajes vienen dados de acuerdo a las proporciones diarias de alimentación.

Además de ello, para este tipo de dietas es necesario un alto consumo de vitaminas, aminoácidos, fibra y sobre todo vitamina D y calcio, éstos últimos ayudarán a fortalecer el sistema óseo restaurando el daño de los huesos.

¿Qué se debe evitar durante la alimentación después de los 50?

Hay que tener en cuenta que ya no se tienen de 18, ni 20, ni 30 años. Los 50 trae consigo una sea de cambios físicos tanto internos como externos que no se pueden evitar, pero lo que si se pueden evitar son ciertos hábitos alimenticios y de consumo que garantizarán una mejor calidad de vida a las personas.

  • Evitar el consumo de alcohol en exceso, ya que el alcohol descalcifica los huesos.
  • Evitar las grasas saturadas, así como el exceso de la sal, ya que ambas pueden ser esenciales para el cuerpo, pero en este caso el exceso de las mismas, puede repercutir en el organismo, generando afecciones como hipertensión, subida del colesterol y la presión arterial.
  • Disminuir el consumo de azucares procesadas, ya que pueden afectar los niveles glucémicos del organismo, estando propenso a contraer enfermedades tales como diabetes.

Importancia del ejercicio.

Además de poder contar con una rigurosa dieta para mayores de 50, se debe incluir en este estilo de vida una rutina de ejercicios, no muy intensa, solamente se deben mantener los músculos en movimiento, la presión arterial fluida y corazón a un buen ritmo, así que con una caminata por las mañanas y ejercicios de estiramiento podrían estar bien.

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *