Nuestros cuerpos están compuestos de 60% de agua así que tiene sentido que nosotros tengamos que beber durante todo el día. Necesitamos agua para nuestra circulación, la digestión,