Cuando usted se viene abajo por una tos, un resfriado o una congestión de los senos, su respuesta suele ser una fría botella de medicina de su botiquín.