Los números son alarmantes: sólo en EE.UU. 43,8 millones de mujeres viven actualmente con algún tipo de enfermedad del corazón. Las mujeres tienen más posibilidades de morir de