Por mucho que nos gustaría elegir partes específicas del cuerpo en las que podamos recortar grasa, naturalmente no es posible. La verdad es que no podemos apuntar a