La función principal de nuestros pulmones es transportar el oxígeno del aire que respiramos a las células de nuestro cuerpo mientras eliminamos el dañino dióxido de carbono. Unos