No hay muchas cosas en este mundo más refrescantes que un gran vaso de agua fría. No creo que haya nadie que puede negar que a veces, un