Derrama bicarbonato de sodio sobre tu colchón y mira lo que sucede.

Jamás pudieras haberte imaginado lo que el bicarbonato de sodio puede hacer en tu colchón después de 30 minutos de haberse echado.

Estamos acostumbrados, simplemente, a cambiar las sabanas de la cama y a lavarlas y creemos que con esto es suficiente como para pensar que el colchón también ya está limpio o que nunca se ensució por estar protegido por las sabanas.

Derrama bicarbonato de sodio sobre tu colchón y mira lo que sucede.

Pero, la verdad es que después de mucho tiempo, el colchón se convierte en una fuente de suciedad y gérmenes, pero no te alarmes porque con el bicarbonato tienes la solución para esto y de una forma muy fácil.

Sucede que las partículas de sudor, fluidos corporales y suciedad pasan a través de las hojas de la sabana y terminan en el colchón y aunque pasa mucho tiempo para que esto suceda, nunca habíamos tomado en cuenta el colchón a la hora de la limpieza.

Así que ahora ya podrás tener la solución para que no dejes la limpieza de tu colchón a un lado y le des la misma importancia que tienen las sabanas, cobijas o almohadas.

Lo primero que tienes que hacer es limpiar el colchón con una aspiradora y, luego, lo espolvoreamos con bicarbonato de sodio por 30 minutos. Al terminar, pasar la aspiradora de nuevo para quitar el polvo y para finalizar rocías el colchón con agua a la que se haya añadido unas gotas de un aceite esencial para que tenga un olor agradable.

Sí, es así de sencillo pero súper efectivo, pues este truco sirve para desinfectar el colchón en el que se duerme debido a que el bicarbonato de sodio mata las bacterias.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *