Pon tus pies en Listerine y descubre todos los beneficios que puede aportar a tu cuerpo.

Si pasas mucho tiempo de pie o estás preocupado por los duros efectos del clima frío del invierno, es probable que sufras de talones secos, agrietados y fatigados. A menos que te puedas permitir visitas regulares al spa, es probable que descuides estos problemas y pienses que es algo con lo que debes vivir todos los días.

Bueno, estamos aquí para decir que la solución a tu problema es probable que ya la tengas en casa. Sigue leyendo para averiguar lo que queremos decir…

Pon tus pies en Listerine y descubre todos los beneficios que puede aportar a tu cuerpo.

Qué necesitas:

  • Media taza de vinagre.
  • Media taza de Listerine.
  • Dos tazas de agua caliente.
  • Un recipiente grande (para los pies).
  • Lima para pies o piedra pómez.
  • Una toalla.
  • Crema hidratante.

Paso 1.

Mezcla el Listerine, el vinagre y el agua tibia en el recipiente grande.

Paso 2.

Relájate y disfruta de tu spa casera a medida que introduces tus pies en la mezcla.

Paso 3.

Una vez que el agua se haya enfriado, saca los pies del recipiente y exfolia suavemente con una piedra pómez o lima.

Paso 4.

Seca los pies, aplica una crema hidratante, y maravíllate de lo frescos y hermosos que tienes los pies ahora.

Consejo extra:

No tienes que utilizar Listerine para este truco de hidromasaje. Cualquier enjuague bucal antiséptico debe funcionar de igual forma.

¿No es simplemente genial? Ya no tendrás excusa para lucir unos pies perfectos cuando llegue el buen tiempo, además de que te sentirás mucho mejor con tu cuerpo.

¡COMPARTE este truco genial y saludable con tus amigos!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *