8 remedios caseros con ajo que debes saber.

El Ajo ha sido utilizado durante siglos como remedio casero y natural para aliviar muchas dolencias y enfermedades.

Se hayan realizado varios estudios para comprender los ingredientes activos del ajo y sus efectos fisiológicos. En estos estudios, el ajo se utilizó en diferentes formas: fresco, deshidratado, así como extracto, aceite o tinte.

El Ajo (Allium sativum) es uno de los “antibióticos” naturales más económicos y eficaces del mercado, el ajo es una sustancia con el cual podemos contar.

8 remedios caseros con ajo que debes saber.

Entre sus compuestos destacan:

  • Glucósido sulfurado.
  • Aluna.
  • Enzimas.
  • Vitamina A, B1, B2, C.
  • Niacina.
  • Azufre.

Beneficios del ajo.

  • Antibacteriano.
  • Tratamiento de infecciones de la piel.
  • Diluyente de la sangre, para volverla menos espesa.
  • Reductor de la presión sanguínea.
  • Protector del corazón.
  • Reductor de colesterol.
  • Ayudante para alergias.
  • Remedio Natural para enfermedades respiratorias, han encontrado que el uso diario del ajo reduce significativamente el número de resfriados.
  • Diabetes, ya que aumenta la concentración de insulina.
  • Remedio natural para callos.
  • Prevención del cáncer.
  • Mejorador del metabolismo del hierro, ayudando a su absorción.
  • Analgésico para dolores de muela, solo basta poner ajo en pasta en la muela afectada.
  • Reductor de peso, muchos estudios recientes clasifican algunos tipos de obesidad como inflamaciones de bajo grado y largo término. Los beneficios del ajo en este campo han empezado a dar resultados.

8 remedios caseros con ajo que debes saber.

1. Contra el dolor de muelas.

Uno de los dolores que puede hacerte pasar un verdadero calvario es sin duda el de muelas. Sin embargo, el poder antibiótico que tiene el ajo puede ayudar a sentir alivio.

Sólo tiene que machacar o cortar a la mitad un diente de ajo y aplicar de forma local en el diente o muela en la que hay dolor, para que disminuya la inflamación.

2. Reduce el colesterol.

Si lo que está buscando es reducir el colesterol, debe consumir dos dientes de ajo frescos cada mañana, así lo mostró un estudio del Instituto de Toxicología de la Universidad de Shandong, en China. Además, el ajo contiene alicina y ajoene, dos substancias clave para prevenir la arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias) y aumentar los niveles de colesterol bueno.

3. Remedio contra la gripe.

Comer uno o dos dientes de ajo al día podría ser suficiente para que la gripe ni siquiera se asome por tu ventana. El ajo produce una sustancia química llamada alicina, responsable no sólo de su olor, también, de su potencial para luchar contra los virus y las bacterias.

Según un estudio de la Universidad de Florida, EE.UU., comer ajo aumentaría el número de linfocitos T en la sangre, las células responsables de la respuesta inmune.

4. Potente contra la tos.

La tos es uno de los malestares más comunes y el ajo es un aliado para combatirla. La sabiduría popular le atribuye efecto descongestionante de las vías respiratorias y poder expectorante. Beber una infusión de ajo o bien, añadir a un vaso con agua caliente un diente de ajo picado (déjalo reposar durante 5 minutos antes de beber) pueden ser de gran ayuda para fortalecer el sistema inmunológico y hacer frente a la tos.

5. Adiós al acné.

Un remedio milenario que contiene azufre, una de las sustancias más potentes para matar las bacterias que causan el acné es el ajo. Si frotas varias veces al día un diente de ajo crudo y rebanado sobre las áreas afectadas, notarás cómo la erupción cutánea se irá desinflamando. Deja que el ajo actúe durante unos 5 minutos y luego enjuaga.

7 Acabar con las verrugas.

El ajo es una excelente alternativa para hacer frente a las odiosas verrugas. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Shiraz, Irán, el extracto de ajo aplicado directamente dos veces al día sobre las verrugas tiene el potencial terapéutico para eliminarlas luego de entre 30 y 40 días. Los investigadores creen que la alicina es la que le otorga sus propiedades antimicrobianas.

8. Adiós a los hongos.

El ajo para el tratamiento de las llamadas infecciones micóticas es un remedio casero muy popular debido a que la alicina que contiene le confiere propiedades antisépticas, fungicidas y bactericidas. Para eliminar los hongos de las uñas puedes machacar 5 dientes de ajo y hervir en una taza de agua durante uno o dos minutos. Sumerge allí las uñas por unos 15 minutos, retira y seca muy bien.

9. Alivia el dolor de oído.

El ajo es un remedio natural muy bueno para reducir la inflamación y aliviar el dolor de oído gracias a sus propiedades antibióticas. Solo debes picar un diente hasta extraer su jugo (puedes añadir un poco de aceite de oliva para lograr una mezcla más líquida) y aplicar en el oído.

Una cura milagrosa para la tos: el jugo de ajo.

Ingredientes:

  • 1 cabeza de ajo
  • 3 cucharadas de miel orgánica.

Preparación:

Pelar y cortar todos los dientes de ajo, ponerlos en un bol y agregar la miel. Cubra el recipiente con una película transparente y deje reposar durante la noche a temperatura ambiente. A la mañana siguiente, filtre la preparación con un colador pequeño o una gasa gruesa. Usted obtiene la cantidad que necesita para un día entero.

Se recomienda tomar una cucharada de este jarabe cada dos horas y comenzar de nuevo al día siguiente hasta que el dolor desaparezca o desaparezca.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *