Remedios caseros para infección de garganta y tos.

¿Los antibióticos naturales realmente funcionan?

Los antibióticos se usan para matar o prohibir el crecimiento de bacterias. Aunque puedes pensar que los antibióticos pertenecen a la medicina moderna, en realidad han existido durante siglos.

Los antibióticos originales, como muchos de los antibióticos actuales, se derivan de fuentes naturales.

Remedios caseros para infección de garganta y tos.

Ciertos extractos de plantas, aceites esenciales e incluso alimentos tienen propiedades antibióticas. Por ejemplo, algunos extractos de alimentos y vegetales pueden prevenir el crecimiento de bacterias en los alimentos.

A veces, estas propiedades se extienden más allá de los alimentos y pueden ayudar en su higiene personal. El extracto de arándano contiene compuestos antibacterianos y antioxidantes, lo que lo convierte en un remedio casero para las infecciones del tracto urinario (ITU).

Las hierbas también pueden ser antibióticos.; es lo que ha demostrado una investigacion sobre 58 plantas chinas; se descubrió que 23 tenían propiedades antibacterianas y 15 tenían propiedades antifúngicas.

Otra investigación en 2014 encontró que una terapia a base de hierbas era tan efectiva como un antibiótico químico en el tratamiento de un trastorno de sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado.

Remedios caseros para infección de garganta y tos.

1. Té de menta con miel.

Es uno de los buenos remedios caseros para el dolor de garganta y la tos.

Ingredientes.

  • 1 tallo de menta.
  • 1 cucharada de miel.
  • 300 mililitros de agua.

Modo de preparación.

  • Agregar las hojas de 1 tallo de menta en 300 mililitros de agua, y calentar a fuego lento hasta que hierva.
  • A continuación, colar el té y agregarle la cucharada de miel y mezclar.
  • Este té debe beberse tibio y puede ingerirse varias veces al día hasta que el dolor se calme.

2. Gárgaras con limón.

Es un buen remedio casero para el dolor de garganta y la tos es hacer gárgaras con limón en conjunto con otros remedios, porque que ayudan a disminuir la inflamación de la garganta perfeccionando así el malestar.

Ingredientes:

  • 3 limones.
  • 1 cebolla mediana.
  • 1 cucharada de miel.
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación:

  • Hervir el agua y agregar la cebolla, dejándola reposar durante 7 minutos.
  • Después se debe colar la infusión y agregar el jugo de los 3 limones y la miel.
  • Debe realizar gárgaras con este té 2 veces por día.
  • También puede realizar otro tipo de gárgaras con mezclas como agua con sal o vinagre, ayudando también para aliviar la inflamación de la garganta.

3. Chocolate con menta.

Un estudio anterior del Imperial College de Londres también demostró que un compuesto que se encuentra en el cacao, llamado teobromina, fue más eficaz como supresor de la tos que la codeína, uno de los medicamentos más usados hoy en día para la tos grave.

4. Té de jengibre.

Otro exelente remedio casero para el dolor de garganta es beber té de jengibre o utilizar un spray de jengibre que se vende en las farmacias o en las tiendas naturales. El jengibre ayuda a aliviar el dolor de garganta.

Ingredientes:

  • 1 centímetro de jengibre;
  • 1 vaso de agua.

Modo de preparación:

  • Colocar los ingredientes en una olla y dejar hervir durante 5 minutos.
  • Luego apague el fuego, tape y deje reposar la infusión durante 10 minutos, cuele y está listo para beber.
  • Se debe tomar este té 3 veces al día hasta que el dolor de garganta desaparezca.

5. Té de llantén.

El llantén es una planta medicinal con propiedades antiinflamatorias muy eficaz para aliviar el malestar y la inflamación en la garganta.

Ingredientes:

  • 30 gramos de hojas de llantén.
  • 10 gotas de propóleo.
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación:

  • Hierva el agua agua, agregue las hojas de llantén, tape y deje reposar durante 10 minutos.
  • Cuando esté tibio agregue 10 gotas de propóleo y realice gárgaras con esta solución de 3 a 5 veces al día.

6. Té de eucalipto.

Uno de los exelentes Remedios caseros para infección de garganta y tos.

Ingredientes:

  • 10 hojas de eucalipto.
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación:

  • Hierva el agua y agréguela a las hojas de eucalipto.
  • Cuando esté tibio, cubra su cabeza con un paño e inhale el vapor que emana de este té.
  • Esta inhalación se debe realiza como mínimo 2 veces por día durante 15 minutos.
  • También es posible tomarse el té, debiendo colarlo antes de beberlo.

7. Jugo de Toronja.

También es un buen remedio casero para el dolor de garganta es tomar jugo de toronja, ya que es rico en Vitamina C y actúa como antiinflamatorio, disminuyendo así los síntomas de la gripe y el resfriado común.

Ingredientes:

  • 3 toronjas.

Modo de preparación:

  • Retire sus semillas y coloque la fruta en el procesador de alimentos a alta velocidad.
  • El jugo hecho de esta forma queda más cremoso y tiene mayor cantidad de nutrientes.
  • Beba el jugo de toronja por lo menos 3 veces al día.

8. Gárgaras con salvia y sal marina.

Un remedio casero para el dolor de garganta, debido a que la salvia tiene propiedades astringentes que alivian el dolor y la sal marina posee propiedades antisépticas que ayudan a la recuperación del tejido inflamado.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de salvia seca.
  • ½ cucharadita de sal marina.
  • 250 mililitros de agua hirviendo.

Modo de preparación:

  • Agregar el agua hirviendo sobre la salvia y tapar el recipiente, dejando la mezcla en infusión por 10 minutos.
  • Luego se debe colar el té y agregarle la sal marina.
  • La persona con dolor de garganta debe hacer gárgaras con la solución tibia, por lo menos 2 veces al día.

9. Ajo, Pimienta y Miel.

¿Cómo preparar un remedio antibiótico de ajo, pimienta y miel?

  • La preparación de este remedio antibiótico es bastante sencilla y sus ingredientes son fáciles de conseguir. No obstante, siempre deberemos intentar utilizar los de la mejor calidad.
  • Su elaboración se hace en cuestión de minutos y se puede aprovechar tanto para calmar la irritación de la garganta como para reducir los síntomas de los problemas respiratorios.

¡Pruébalo!

Ingredientes:

  • 8 dientes de ajo.
  • 1 cucharadita de pimienta de cayena en polvo (5 gramos).
  • ½ taza de miel de abeja (167 gramos).
  • Utensilios.
  • Frasco de cristal con tapa.
  • Cuchara de madera.

Modo de preparación:

  • Para empezar, pon los dientes de ajo en un mortero y tritúralos hasta obtener una pasta.
  • Después, vierte el triturado en un frasco de cristal y, a continuación, agrega la pimienta de cayena en polvo y la miel de abejas orgánica.
  • A continuación, remueve todo con una cuchara de madera y asegúrate de que los ingredientes queden bien integrados.
  • Por último, sella el frasco y deja concentrar el remedio durante 12 horas.
  • Transcurrido el tiempo aconsejado, inicia su consumo.

Modo de Consumo.

  • Para empezar, sirve una cucharadita de remedio al levantarte y tómala antes del desayuno.
  • Si gustas, mézclala en un poco de agua tibia para facilitar su consumo.
  • Por último, con el fin de mejorar en poco tiempo el dolor de garganta, repite el tratamiento cada 3 o 4 horas.

¿Cuáles son los antibióticos naturales más efectivos y mas usados?

Opción 1: Miel.

  • La miel es uno de los antibióticos más antiguos y lo más conocido. Los egipcios frecuentemente usaban la miel como antibiótico natural y protector de la piel.
  • La miel contiene peróxido de hidrógeno, que es una sustancia antibacteriana natural. También contiene un nivel alto de azúcar, que puede ayudar a detener el crecimiento de ciertas bacterias.
  • Además, la miel tiene un bajo nivel de pH. Esto funciona para alejar la humedad de las bacterias, haciendo que las bacterias se deshidraten y mueran.
  • Para usar la miel como antibiótico, aplíquelo directamente sobre la herida o el área infectada. La miel puede ayudar a matar las bacterias y ayudar en el proceso de curación. Si es posible, opta por miel de abeja pura.
  • También el consumo de la miel ayuda mucho en tratar las infecciones internas.
  • La miel junto con otros ingredientes son buenos remedios caseros para infección de garganta y tos ( receta arriba)

Opción 2: extracto de ajo.

  • Se ha pensado durante mucho tiempo que el ajo tiene propiedades antimicrobianas. Un estudio de 2011 encontró que el concentrado de ajo es efectivo contra las bacterias.
  • Puede comprar concentrado o extracto de ajo en su tienda local de alimentos naturales. También puede hacer el suyo remojando unos dientes de ajo en aceite de oliva.
  • Si está tomando medicamentos anticoagulantes, debes consultar su médico antes de usar el ajo como antibiótico natural. Grandes dosis de ajo pueden amplificar los efectos de este medicamento.
  • También puede aplicar el concentrado de ajo directamente a una herida o mancha.

Opción 3: Extracto de mirra.

  • Muchas personas están familiarizadas con la mirra, pero su capacidad para evitar gérmenes dañinos no es tan conocida.
  • Los investigadores en un estudio de 2000 concluyeron que un extracto de mirra podría matar varios patógenos cotidianos.
  • La mirra generalmente es bien tolerada, pero su consumación puede causar diarrea. Si aplica la mirra a la piel, es posible experimentar una pequeña erupción cutánea. Si se consume en grandes dosis, la mirra puede causar problemas cardíacos.

Opción 4: aceite esencial de tomillo.

  • Muchos antisépticos caseros y que son totalmente naturales usan aceite esencial de tomillo. Se ha demostrado que este aceite es especialmente útil contra las bacterias resistentes a los antibióticos.
  • En un estudio de 2011, los investigadores probaron la efectividad del aceite esencial de lavanda y tomillo. Ambos aceites fueron probados en un grupo de más de 120 cepas de bacterias. Los investigadores encontraron que el aceite esencial de tomillo es más efectivo para matar bacterias que el aceite esencial de lavanda.
  • El aceite esencial de tomillo es solo para uso externo.
  • No debes tomar aceite de tomillo por vía oral. Antes de aplicar en el área afectada, asegúrese de diluir el aceite esencial con partes iguales de aceite portador.
  • Los aceites portadores comunes incluyen los aceites de coco y de oliva.
  • Las personas con presión arterial alta o problemas de hipertiroidismo no deben usar aceite esencial de tomillo.

Opción 5: aceite esencial de orégano.

Carvacrol es un ingrediente que se encuentra en el aceite esencial de orégano. Tiene importantes propiedades terapéuticas que activan aún más la curación en el cuerpo cuando se respira.

Los investigadores han encontrado que el aceite de orégano ayuda mucho en la curacion de las úlceras gástricas y a reducir la inflamación.

También puede difundir el aceite de orégano en el aire para ayudar a eliminar las infecciones sinusales. No debes tragar el aceite esencial de orégano.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *