8 Remedios caseros para desinflamar el tobillo.

Dependiendo de la gravedad del esguince, descansar y no forzar la articulación es muy importante para una recuperación completa.

Los esguinces o distensiones de los ligamentos son más frecuentes de lo que imaginamos.

No solo afectan a los deportistas, ya que cualquier accidente doméstico puede provocar un esguince.

En este artículo, explicaremos las razones por las que se producen los esguinces y le presentaremos las diferentes fases de la rehabilitación.

¿Qué hay que saber sobre los esguinces?

Es una lesión de los ligamentos, por torsión, estiramiento excesivo o distensión.

Los esguinces se acompañan de inflamación, dolor y hematomas que impiden el movimiento adecuado.

Es necesario conocer la diferencia entre esguince, dislocación y desgarro.

  • La luxación es la más grave porque implica la separación de los huesos.
  • En el caso del desgarro, el tejido muscular está dañado.

El tiempo que tarda en curarse de un esguince puede variar según la gravedad y la época del año en que ocurrió la lesión.

Los lugares más comunes son:

  • Los tobillos.
  • los codos.
  • Las muñecas.
  • Pulgares.
  • El cuello.
  • Las rodillas.
  • Los hombros.

Dependiendo de la actividad realizada, se puede sufrir un esguince en un lugar concreto, aunque en casi todos los casos (excepto deportistas) se deba a un mal movimiento o un accidente doméstico.

Hay tres grados de esguince:

Primer grado.

Es una distensión parcial, que no incluye rotura de ligamentos y que puede ocurrir tras movimientos ligeros. La curación es completa y no hay secuelas.

Segundo grado.

Los ligamentos se rompen parcial o completamente, los movimientos son anormales y el dolor es muy intenso. La recuperación es completa si la persona descansa lo suficiente.

Es posible sufrir secuelas leves.

Tercer grado.

Los ligamentos se rompieron por completo y hubo un desgarro óseo. Es necesario someterse a una cirugía para reparar el daño.

Remedios caseros para desinflamar el tobillo.

Un esguince de tobillo puede ser muy doloroso y, a veces, impide que tengamos libertad para movernos. Ciertos remedios caseros ayudan a aliviar los síntomas y promueven una rápida recuperación.

1. El hielo puede desinflamar el tobillo.

Aplicar frío en el tobillo es la mejor forma de reducir la inflamación .

Para un mejor efecto, coloque cubitos de hielo en el área afectada tan pronto como aparezca la lesión.

Como Hacerlo.

  • Coloque varios cubitos de hielo en una bolsa de plástico.
  • Aplique presión en el área con la bolsa llena de cubitos de hielo.
  • Acuéstese en el sofá o en su cama y levante la pierna para que su pie esté al nivel de su corazón. Esto ayuda a evitar que la sangre se acumule en el área afectada y, por lo tanto, alivia la hinchazón.

2. Sulfato de magnesio (sal de Epsom).

Estos cristales contienen magnesio, un mineral muy eficaz para aliviar los dolores musculares y desinflamar el tobillo.

Ingredientes.

  • 4 tazas de agua (1 litro).
  • 1/2 taza de sal de Epsom.

Preparación y aplicación.

  • Calentar el agua. Vierta el agua en un recipiente.
  • Agrega la sal de Epsom. Mezclar bien para que la sal se diluya. Dejar enfriar.
  • Cuando el líquido esté a temperatura ambiente (se le puede agregar agua fría), sumerja el pie en el líquido y déjelo actuar media hora.

3. Cúrcuma.

Rica en curcumina y otros poderosos antioxidantes, la cúrcuma es uno de los antiinflamatorios naturales más beneficiosos para la salud. Tiene propiedades antiespasmódicas, relajantes y analgésicas que facilitan el tratamiento de los síntomas causados por los esguinces y desinflamar el tobillo.

Ingredientes.

  • 2 cucharadas de cúrcuma (20 gramos).
  • Agua (la necesaria).

¿Cómo utilizarla?

  • Humedece un par de cucharadas de cúrcuma en polvo con agua y, tras obtener una pasta espesa, frótala sobre el tobillo.
  • Cúbrela con un vendaje y deja que actúe durante 10 horas.
  • Repite el tratamiento una semana seguida.

4. Aceite de ricino.

Los masajes con aceite de ricino son uno de los remedios tradicionales más conocidos para disminuir las molestias causadas por las torceduras de tobillo.

Contiene ácidos grasos esenciales que, además de calmar el dolor, mejoran la circulación y promueven la relajación de la articulación.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un paño de algodón con aceite de ricino y aplícalo sobre el tobillo.
  • Deja que actúe de 20 a 30 minutos y, durante este tiempo, eleva el tobillo en dirección al techo para favorecer la circulación.
  • Repite el tratamiento toda la semana o hasta sentir una mejoría.

5. Compresas calientes.

24 horas después de que aparece la lesión, la hinchazón ha disminuido y usted siente menos dolor. Eso no significa que no tenga que hacer nada para mejorar.

Las compresas calientes pueden ser de gran beneficio para usted, ya que estimulan el movimiento sanguíneo y promueven la recuperación muscular.

6. La manzanilla ayuda a tratar un esguince de tobillo.

Existen muchos remedios a base de hierbas que pueden ayudar a aliviar los síntomas de un esguince de tobillo.

Además de la manzanilla, recomendamos la cola de caballo, la bardana y la consuelda . Todas estas plantas tienen propiedades antiinflamatorias.

Ingredientes.

  • 4 cucharadas de hojas de manzanilla (60 gramos).
  • 4 vasos de agua (1 litro).

Preparación y aplicación.

  • En una olla con agua hirviendo, ponemos las hojas de manzanilla. Dejar infundir.
  • Dejar enfriar.
  • Cuando el agua esté tibia, sumerja el pie en este líquido y déjelo actuar durante al menos veinte minutos.

7. Pimienta de cayena.

Esta especia muy utilizada en la cocina por su aroma, sabor y color también tiene propiedades medicinales muy interesantes.

Esto se debe a la presencia de capsaicina, su componente principal, una sustancia que alivia el dolor y ayuda mucho en desinflamar el tobillo.

Ingredientes.

  • 1 taza de agua caliente (250 mililitros).
  • 1 pizca de pimienta de cayena.

Preparación y aplicación.

  • Disuelva la pimienta de cayena en agua caliente.
  • Remoje un paño o una bola de algodón en el líquido resultante.
  • Aplica el paño o algodón en la zona afectada.
  • No enjuague.

8. Árnica es bueno para desinflamar el tobillo.

El árnica es una planta muy popular en lo que tiene que ver con la curación y el fortalecimiento de las articulaciones. Rica en sustancias antiinflamatorias y antioxidantes, ayuda a reducir el dolor, la hinchazón y otros síntomas de los esguinces.

¿Cómo utilizarla?

  • Pon unas cuantas gotas de aceite esencial de árnica en las palmas de tus manos y frótalo sobre los tobillos lesionados.
  • Realiza un suave masaje durante cinco minutos y cubre la zona con un vendaje.
  • Úsalo hasta aliviar el esguince.

Elige el remedio que más te gusta y úsalo bajo las recomendaciones dadas para conseguir buenos resultados. Pero si la hinchazón y el dolor son intensos y persistentes, lo mejor es consultar al médico para determinar la gravedad de la lesión.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *