¡No estás gordo! Tu estómago está hinchado y aquí tienes la solución.

No hay nada atractivo en un vientre hinchado que se asemeja a un enorme globo que está a punto de explotar.

Por no hablar de todos los gases y malestar que se generan. La hinchazón es común después de comidas pesadas, pero para algunas personas es una parte normal de su vida cotidiana.

¿Qué causa que el abdomen se hinche?

¡No estás gordo! Tu estómago está hinchado y aquí tienes la solución.

Insuficiente ingesta de agua.

La deshidratación es una causa importante de numerosos problemas de salud. El consumo excesivo de café y alcohol sólo contribuye al problema. ¿Cuándo fue la última vez que tomaste entre 6 y 8 vasos de agua durante el día?

Cuando el cuerpo carece de agua, utiliza los líquidos de los tejidos, lo que significa que la hinchazón puede aparecer como resultado de la retención de líquidos. Por lo tanto, trata de beber más agua.

Estreñimiento.

El estreñimiento es un problema bastante desagradable, e indica que necesitas más alimentos ricos en fibra. Los gases que permanecen atrapados detrás de las heces, no se quedarán quietos durante mucho tiempo, ya sabes.

Come tu fibra de forma gradual, de lo contrario sólo harás que el problema sea aún peor. Compra el pan con granos enteros, y aléjate del pan blanco. Disfruta de batidos y bayas. Suena delicioso, ¿verdad?

Estrés crónico.

Lo creas o no, el estrés puede causar hinchazón. Cuando estás bajo estrés, tu sistema digestivo no puede realizar su función adecuadamente. Tu hinchazón puede ser causada por el estreñimiento y dolor de estómago. Por lo tanto, intenta liberarte de las emociones negativas, y resolverás tu problema para siempre.

Comer demasiado rápido.

La comida masticada parcialmente se digiere lentamente, lo que hará que el estómago se hinche. Tan simple como eso. Por lo tanto, toma bocados pequeños y mastícalos bien.

Hidratos de carbono.

El consumo excesivo de hidratos de carbono puede contribuir a tu vientre hinchado. Considera la posibilidad de comer alimentos bajos en carbohidratos, y corta tu consumo de azúcar y alcohol. Come más frutas y verduras frescas.

Por favor, COMPARTE esta importante información con tus amigos y familiares. ¡Gracias!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *