11 consejos para perder grasa para mujeres mayores de 40 años, según expertos.

Descubre 11 consejos de expertos para adelgazar para mujeres de 40 años o más.

Perder peso después de los 40 puede ser muy frustrante. Alrededor de esta edad, su cuerpo tiene fluctuaciones hormonales que podrían aumentar el almacenamiento de grasa. Su tasa metabólica también es lenta como resultado de la reducción de la masa muscular.

Incluso puede darse cuenta de que algunas de las técnicas de pérdida de peso no funcionan como solían hacerlo. ¡Pero no te preocupes! Estos consejos de pérdida de grasa examinados por expertos lo ayudarán a lograr sus objetivos.

11 consejos para perder grasa para mujeres mayores de 40 años, según expertos

1. Desayunar es importante.

Varios estudios han buscado la conexión entre saltarse el desayuno y perder peso. Esta investigación particular de Mayo Clinic encontró que las personas que tienden a desayunar, queman más calorías y pesan menos.

Sharon Collison , dietista registrada, aconseja sobre el desayuno: “Las personas que desayunan con regularidad suelen tener una mayor actividad física. Tienen mejores perfiles dietéticos y menor consumo de snacks ”

También dice que un desayuno saludable debe contener grasas saludables, proteínas, cereales integrales y frutas o verduras. Estos lo mantendrán satisfecho y limitarán los refrigerios innecesarios más adelante.

2. No debe comer antes de acostarse (al menos 3 horas antes de acostarse).

Por lo general, esto depende de lo que esté comiendo. Los alimentos con alto contenido de carbohidratos o comida chatarra son ricos en calorías. Terminan acumulándose en su cuerpo. Algunos de ellos tardan mucho en digerirse y se almacenan en forma de grasa.

Kelly Allison , directora del Centro de Trastornos de la Alimentación y el Peso, dice que su tasa metabólica se ralentiza cuando se queda dormido. Esto significa que algunos de los alimentos que había consumido antes de acostarse no se digieren y se almacenan en forma de grasa.

Se han realizado investigaciones que han descubierto que comer durante la noche puede provocar un aumento de peso. Esto se debe a que provoca una menor tasa de oxidación de grasas. También provoca una mayor tasa de oxidación de carbohidratos que aumenta el hambre.

3. La hidratación importa.

Estar bien hidratado permite que su cuerpo queme más calorías al estimular el metabolismo. También es un supresor natural del apetito que mantiene sus antojos bajo control.

El agua reduce la ingesta de calorías, como confirma este estudio en particular . El estudio señaló que los consumidores de agua tienen un patrón dietético mucho más saludable.

El agua también reduce la fatiga y prolonga así su tiempo de ejercicio.
Beber agua helada también puede ayudarla a controlar los sofocos que suelen acompañar a la menopausia.

4. Mantenga su estrés al mínimo.

El estrés puede causar pérdida o aumento de peso dependiendo de la persona. Esto se debe a los diferentes enfoques que la gente usa para lidiar con el estrés.

Para algunos, el estrés puede provocar un aumento del apetito . Esto eventualmente conduce a un aumento de peso.

El estrés crónico también puede afectar la pérdida de peso. Esto se debe a la producción de cortisol y betatrofina, hormonas relacionadas con el estrés.

Li-Jun Yang, MD, profesor asistente en el Departamento de Patología, Inmunología y Medicina de Laboratorio de la Universidad de Florida, dice que la betatrofina reduce la capacidad del cuerpo para descomponer la grasa, vinculando el estrés crónico con el aumento de peso.

Dado que el estrés es inevitable, estas técnicas de manejo del estrés lo ayudarán a aliviarlo.

5. Necesitas dormir.

La falta de sueño de calidad afecta la pérdida de peso. Los estudios han demostrado que la falta de sueño aumenta el apetito, lo que puede dificultar la pérdida de peso.

El estudio señala que cuando tiene falta de sueño, las hormonas grelina aumentan y la leptina se reduce.

La grelina dicta cuándo debe comer; le indica más hambre a su cerebro cuando su estómago está vacío. La leptina reduce los índices de hambre y envía señales de saciedad a su cerebro.

Cuando ha aumentado la grelina y reducido la leptina, siente el deseo de comer incluso cuando no tiene hambre. Esto podría causar hábitos alimenticios poco saludables que pueden afectar la pérdida de peso.

Algunos factores, como comer antes de acostarse, afectan la calidad del sueño. Según el Dr. Rajkumar Dasgupta, médico y profesor asistente de Keck Medicine de la USC, comer antes de acostarse podría causar reflujo ácido o indigestión, lo que podría afectar la calidad del sueño.

6. Hacer un seguimiento de sus calorías ayuda.

Es mucho más fácil bajar de peso cuando hace un seguimiento de sus calorías, ya que puede elegir mejor los alimentos. También puede comer alimentos que no superen sus necesidades calóricas.

Este estudio muestra que los participantes que registraron lo que comieron pierden más peso.

Estas son algunas de las mejores aplicaciones de conteo de calorías que puede usar.

7. Las frutas y los vegetales son tus amigos.

Las frutas y verduras son imprescindibles en su dieta. Son ricas en agua y fibra que son súper llenas. Esto le permite limitar la ingesta de alimentos, lo que a su vez promueve la pérdida de peso. También contienen antioxidantes que combaten el envejecimiento y refuerzan la inmunidad.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han establecido una guía sobre cómo debe consumir frutas y verduras para controlar el peso.

8. El ejercicio de fuerza de todo el cuerpo es efectivo.

La perimenopausia es común en mujeres de 40 años. Los niveles de estrógeno tienden a disminuir en esta época.

Un estudio realizado por el Instituto de Investigación de la Salud de la Mujer , vincula los niveles reducidos de estrógeno con tasas metabólicas más bajas y aumento de peso.

Por lo tanto, es importante hacer ejercicio de cuerpo completo que involucre todos los músculos durante este período. Evitará el aumento de peso y mejorará su estado de ánimo.

9. Debes limpiar con recetas detox.

Las bebidas desintoxicantes pueden ayudarlo a perder el exceso de peso. Ayudan a eliminar las toxinas de su cuerpo, mejorando la salud digestiva.

La mejora de la salud digestiva es un factor clave para la pérdida de peso. Como dice el Dr. Ashutosh Gautam, «Para perder peso, uno debe tener un buen sistema digestivo». Al aumentar la eficiencia digestiva con algunos cambios en la dieta, se puede perder peso y estimular el metabolismo del cuerpo ”

10. Evite las bebidas azucaradas, el alcohol y los alimentos fritos.

Los estudios han relacionado el consumo de alcohol con un mayor riesgo de aumento de peso.
Las bebidas azucaradas, como las gaseosas, tienen muchas calorías que pueden provocar un aumento de peso. El mismo caso se aplica a los alimentos fritos.

Un estudio publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina demuestra que el consumo de bebidas endulzadas conduce a un aumento de peso. Por lo tanto, debe evitarse si desea perder peso.

11. Consuma más proteínas en su dieta.

Proteína Aumenta la plenitud y la saciedad permitiéndole comer menos entre comidas.

Este estudio demuestra que un mayor consumo de proteínas conduce a un aumento del apetito. Esto reduce los antojos que pueden llevarlo a comer algo entre comidas.

Este otro estudio indica que las proteínas previenen la pérdida de masa muscular, que es frecuente en los 40.

Resumen.

Aunque puede parecer difícil perder peso a esta edad, no es imposible. Los consejos anteriores le permitirán perder peso y mantenerse en forma. Y si lleva más tiempo o no ve cambios, no se castigue por ello. Manténgase motivado o contrate a un entrenador personal o incluso consulte a su médico si es necesario.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *